¿Crisis económica ? +Educación + Patrimonio Cultural de cine español

Educación y cultura combaten la brecha económica y ayudan al diálogo y a la esperanza.

viernes, 29 de junio de 2012

Consulta la portada de EL PAÍS edición nacional del sábado, 30 de junio de 2012 » Pablo Trapero contra la hipocresía

Pablo Trapero estrena 'Elefante blanco', 'thriller' con notas religiosas en un barrio de chabolas en Buenos Aires.

Puede parecer un recurso fácil comparar el físico de un creador con su obra, pero en el caso de Pablo Trapero (Buenos Aires, 1971) la genética y las horas de gimnasio —se presuponen— igualan su imagen con su cine: musculado, rotundo, recio de cuello para abajo, su cara aniñada vende en cambio cierta inocencia, incluso una bondad infantil —a la que ayuda su mirada de niño travieso— que intenta contrarrestar con su barba de tres días y su cráneo rasurado. Con sus películas, el espectador saborea parecidas sensaciones: férreas, de mucho nervio, con tendencia al thriller, pero que esconden un alma naíf, de reflejo social con una marcada ración de bonhomía: Mundo grúa (1999), El bonaerense (2002), Familia rodante (2004), Nacido y criado (2006), Leonera (2008), Carancho (2010) y ahora Elefante blanco han ido creando su propio camino de baldosas doradas hacia el cielo cinematográfico. Y la apuesta sube: Elefante blanco —que se estrena en España el 13 de julio— concursó en la sección Una cierta mirada del pasado del certamen de Cannes, en donde Trapero hizo doblete con su participación en el filme colectivo Siete días en La Habana. LEER +

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada